Socialdemócratas

 

 

La Socialdemocracia es la teoría y doctrina política que aboga por una transición pacífica desde la economía capitalista de mercado hacia el socialismo democrático usando los canales políticos propios de las democracias liberales según el modelo occidental.

 

No creemos en la revolución, según el modelo comunista marxista, que propone la terminación abrupta y violenta del sistema socio-económico capitalista liberal-burgués, la lucha de clases, el monoclasismo y la dictadura del proletariado, economía de Estado, estatización de los medios de producción con pretextos colectivistas, virtual supresión de la propiedad privada limitándola sólo a los bienes de uso personal, partido único, centralismo, internacionalismo proletario, supresión de organizaciones intermedias tales como partidos, sindicatos y gremios, supresión y regimentación de la libertad de expresión y dictadura de partido único.

 

La socialdemocracia opone y propone el reformismo y el parlamentarismo, la modificación progresiva de las instituciones del sistema capitalista liberal que resulten opresivas del individuo y la sociedad, el policlasismo como coexistencia y cooperación de las diferentes clases sociales propendiendo a la superación de los estratos socioeconómicos de menores recursos gracias a la acción del Estado, un sistema de economía mixta con aplicación de los principios de la Economía Social de Mercado, reconocimiento amplio a la propiedad privada de los medios de producción sin exclusión de la existencia de sistemas estatales y cooperativos de propiedad de dichos medios y sin otras limitaciones que las mínimas necesarias por razones de interés social, pluralidad de ideologías y partidos, Estado Constitucional de Derecho y Justicia conforme a las exigencias y necesidades de cada sociedad, elecciones periódicas, universales, democráticas y libres para integrar mediante el sufragio los órganos del Poder Público, descentralización y desconcentración de las funciones públicas, división de poderes basada en el principio de cooperación de las distintas ramas del Poder Público, cooperación internacional, multiplicación y protección de organismos intermedios tales como partidos, sindicatos, gremios y demás formas de organización social no-gubernamentales de la más amplia diversidad ideológica, consagración amplia del Estado Social de Derecho y Justicia que incluyen la más amplia gama de los derechos humanos, sociales, económicos y políticos, la igualdad y la libertad.